Vivimos en una sociedad con una fuerte presión social por el aspecto físico, a las personas se las juzga y valora por su aspecto, se ve continuamente en los medios de comunicación, sobre todo a las mujeres, si no fijaos en las presentadoras, la mayoría son guapas y delgadas, también en las películas, cosa que no ocurre con los hombres, que pueden ser menos atractivos pero salen en los medios, y si nos fijamos en nuestro entorno más cercano se ve día a día en el gimnasio, chicas preciosas que viven insatisfechas por no tener un cuerpo perfecto, además entre ellas enseguida se critican y se comentan lo gorda que están , que si han engordado y que tienen que perder esos kilos como sean.

Otro factor importante es el lugar de residencia, en las costas suele haber mayor culto al cuerpo, son lugares donde el buen clima invita a salir más y de alguna manera exhibirse ante los demás.


undefinedPor otro lado tenemos la sobre valoración de la belleza, a mi hija continuamente le dicen lo guapa que es, sólo tiene 4 años y ya incluso ella misma se lo dice, "a que soy guapa mamá", me dice y yo siempre le digo que sí, pero que la belleza realmente está en la persona, en cómo es, en si es buena con los demás, que lo importante es disfrutar de las cosas buenas de la vida.


Tener un cuerpo bonito y una cara bella no te hace ser otra persona, siempre serás la misma, con 10 kilos más o menos, la belleza está en la esencia de las personas, en eso que te hace ser única, tu carácter, tu manera de hablar, de moverte, de reír, de llorar, de pensar, todo eso eres tú y da igual cómo seas por fuera. Así que si no estás contenta contigo misma revisa tu interior y pregúntate si te gustas y te aceptas, o si estás enfadada contigo por no ser como se supone que los demás dicen que tienes que ser.

No digo que no haya que cuidarse, es importante mantenerse en forma pues el cuerpo es  el que te permite sentir, tocar, coger, acariciar... todas estas necesidades tan básicas como humanas, sí, tu cuerpo ha de estar sano, para ello cuídalo, dale alimentos sanos y practica deporte, eso es salud y bienestar, pero no es tu identidad.


Esta presión social es parte de la sociedad de consumo, si nos sentimos insatisfechas con nuestro físico buscaremos todo tipo de productos y servicios para cambiarlo, desde cosas más sencillas y al alcance de todos los bolsillos como cremas, maquillajes, productos de dietética, ropa de interior que camufla, aprieta y esconde , hasta operaciones de cirugía estética o aparatos para perder peso de manera fácil , todo ello de manera bastante engañosa por cierto, pero el deseo es más fuerte que la razón y cada día se inventan y venden más todo este tipo de productos.

Una de las claves de la felicidad es aceptarse tal y como eres. Eso implica aceptar tu forma de ser y tu cuerpo.


Desde aquí quiero aportar mi granito de arena para reivindicar la libertad de ser una misma, acéptate, quiérete y valórate seas como seas, ¡solo así serás libre!

 

Sylvia Rivera Rome
Psicóloga-psicoterapeuta

Centro de Psicólogos Mediterráneo de Fuengirola
www.psicologosfuengirola.com  - rivera.psicologia@gmail.com  - Teléfono 667 73 42 71