Sylvia Rivera Rome El viaje corto o largo, se empieza siempre con un paso

PREPARADOS PARA EL CAMBIO

undefined

“Año nuevo, vida nueva”, escuchaba decir a una persona hace unas semanas, a lo que inmediatamente pensé: “¡Madre mía, con lo que me ha costado llegar hasta aquí, cómo para cambiar de vida!”. Y es que sentirse a gusto con uno mismo es estar bien con la vida que vives. Tómate un momento y piensa sobre si realmente te encuentras donde quieres estar. No te apresures a contestar. Si la respuesta es: “Sí, me gusta donde estoy”, sigue por ese camino.

En cambio, si la respuesta es “No”, quizás haya llegado la hora de modificar cosas, como decía una de esas frases simpáticas que te hacen reflexionar: Si no te gusta donde estás ¡muévete!: no eres una planta. Lo que quiero decir es que, entonces, es el tiempo idóneo para “cambiar de vida”. Pero, normalmente, suele ocurrir que decirlo es mucho más fácil que hacerlo.

Según dice Roberto Aguado: "Lo importante no es saber lo que hay que hacer, sino ser capaz de hacerlo"

Entonces ¿qué nos impide ponernos en marcha? Existen muchas respuestas posibles, pero la más frecuente es el miedo. De menor a mayor intensidad, podemos sentirlo de las siguientes formas: temor, timidez, tensión, ansiedad, angustia, desesperación, horror, pánico, terror, pavor. El miedo a lo desconocido, a lo nuevo, a no ser capaz, a los fantasmas del pasado, etc. Te hacen quedarte donde estás, permaneciendo en la seguridad de lo conocido. Aunque paradójicamente, aquello que te da seguridad también te asfixia, porque te limita y te impide seguir creciendo. Es cuando se está mal pero no se hace nada por cambiar, justo ahí, debes pararte a pensar a qué exactamente tienes miedo: ¿al fracaso, al ridículo, al rechazo, a la soledad...?

Busca de dónde viene ese miedo, porque probablemente tenga que ver con tus experiencias en la vida cuando eras un niño. Allí, en la infancia es donde se grabaron las memorias emocionales que hoy se activan cada vez que vives una situación parecida a la de entonces. La cuestión es que ya no eres ese niño, sino un adulto con muchos más recursos de los que eres consciente. Una vez que descubres qué te limita y consigues superarlo, ves que SÍ PUEDES.

Aprendes que el miedo se va cuando te enfrentas a él. Te puedo garantizar que una de las experiencias más intensas y enriquecedoras que puedes tener son la de encararte con aquello que te aterra y ver que la vida no se acaba, que puedes superarlo: QUE ERES CAPAZ. Porque ser valiente no es la ausencia de miedo, sino seguir a pesar del miedo. Cada noche al acostarte revisa tu día, revisa si el miedo te ha limitado o no. Mañana tienes otra oportunidad. Recuerda: el año dispone de 365 días para hacer cambios, superar miedos, barreras, limitaciones u obstáculos.

¡A por ello, tú puedes!

La psicología ya no es un tema tabú. Déjate ayudar

acudir al psicologoA menudo en nuestra vida, nos encontramos con ciertas dificultades, que en muchos casos nos van a servir para aprender y fortalecernos, pero que en otras ocasiones, nos paralizan, nos bloquean, no nos dejan vivir nuestra propia vida de forma total, limitándonos en muchos aspectos.


Durante muchos años, acudir a un profesional psicólogo ha sido un tema realmente “tabú”, asociando esta idea con el hecho de "no estar bien de la cabeza".


Por esto, muchas personas, aún sintiéndose fatal, tristes, perdidas… no quieren ir a consulta profesional debido a la idea errónea y generalizada sobre los psicólogos, que son más que especialistas en el comportamiento humano y que nos ayudarán a saber manejar nuestros recursos y sentimientos, y encontrar nuestro camino en la vida.

 

 

Llámame al número de teléfono 667 73 42 71 (puedes dejar mensaje con tu nombre y teléfono de contacto)
o envíame un email con las preguntas que necesites hacerme a rivera.psicologia@gmail.com.

Sylvia Rivera
http://www.psicologosfuengirola.com

Pagina de inico